Según expertos en Gestación Subrogada, el Reglamento Europeo sobre protección de datos “no puede suponer un problema legal para inscribir los bebés nacidos por esta técnica de reproducción asistida en Ucrania”.

Este pasado mes de junio el consulado español en Kiev comunicaba que no podía seguir registrando a los recién nacidos en Ucrania mediante la técnica de la Gestación Subrogada debido a la entrada en vigor de la normativa RGPD europea (Reglamento UE 2016/679). El cambio de la normativa sobre la protección de datos podía imposibilitar la recogida de las muestras para realizar las pruebas de ADN al padre genético, elemento esencial para realizar el reconocimiento paterno en el consulado español y el posterior registro del menor, como se venía haciendo hasta ahora.

Tras esta comunicación los profesionales del sector han comenzado a estudiar vías jurídicas alternativas que faciliten la salida de Ucrania de los padres españoles y sus bebés.

Según el gabinete de abogados especializado en la materia INTRAIUS, “realizar un proceso de gestación subrogada en Ucrania no debe preocupar a las parejas españolas que tienen procesos abiertos o que estaban planteándose hacerlo, porque hay soluciones jurídicas a adoptar una vez resueltos los expedientes por parte del consulado, además que el propio Consulado ya ha aclarado que el nuevo reglamento sobre la protección de datos no será un impedimento para el registro, y que evaluarán cada caso singularmente”.

De entrada cabe saber que la legislación ucraniana permite poder reconocer la ciudadanía ucraniana a los menores nacidos en dicho país y obtener pasaporte ucraniano, de forma que los padres con sus bebés podrían viajar a España y luego tramitar su filiación aquí.

Así lo explica Franco Antonio Zenna, del gabinete especializado Intraius: “a pesar de que el Consulado de España al final no reconozca la ciudadanía del recién nacido, se podrá acudir a la administración local ucraniana con el objetivo de obtener un pasaporte del país para el recién nacido para, seguidamente, poder reconocer su filiación a la llegada a España mediante un juicio de reconocimiento”.

Zenna manifestaba que en los casos ya iniciados ya se ha empezado con los trámites para obtener la ciudadanía y el pasaporte ucraniano de los menores: “por el momento podemos afirmar que se avanza sin imprevistos y que en un par de semanas aproximadamente deberíamos obtener las primeras resoluciones por parte de la administración ucraniana”.

Zenna subraya también que “de todas formas, legalmente, se podría encontrar también una fácil solución con un simple consentimiento otorgado por parte de los padres intencionales”, de forma que ello permitiría al Consulado respetar las formas y las modalidades “adaptándose al citado reglamento” para poder recoger y tratar los datos personales de cualquier ciudadano español y para realizar cualquier tipo de trámite.

Se seguirá tramitando el registro en el Consulado

De todas formas Zenna piensa que la mejor solución para todos sería seguir el registro en el consulado español y la posterior adopción en España por parte de la madre comitente. “Era un sistema que funcionaba perfectamente porque tutelaba tanto a los menores como a los padres; visto que incluso el INSS iniciaba a otorgar los permisos de maternidad y paternidad a ambos progenitores, y también porque un juicio de adopción del hijo del cónyuge es más simple y rápido que un juicio de reconocimiento de la filiación”.

Por eso Zenna informaba que a pesar de tener las soluciones jurídicas alternativas, se seguiria acudiendo a las citas del Consulado para presentar la solicitud de inscripción de los menores. De hecho la nota oficial del Consulado no descarta la inscripción, ya que afirman que evaluarán cada caso de forma singular. Habrá que ver, por lo tanto, como actuará el Consulado español en Kiev en las proximas semanas.