Qué es la maternidad subrogada: claves para entender el proceso

¿Qué es la maternidad subrogada, o gestación subrogada o por substitución? es un proceso de reproducción asistida, admitido y reconocido por la OMS (Organización Mundial de la Salud), mediante el cual una mujer cede su capacidad de gestar el hijo de otra mujer no fértil. Llegados a este punto, la gestación subrogada ha dado la posibilidad también a hombres o parejas homosexuales a poder tener hijos propios con la ayuda de esta técnica. Aquí te presentamos las claves para entender el proceso de la maternidad subrogada.

Claves para entender qué es la maternidad subrogada

Intentaremos dar algunas claves para entender el proceso que en muchas ocasiones es mal interpretado por la población. Dado que se trata de una técnica de reproducción asistida, los factores que intervienen son técnicos y médicos. Se trata de un procedimiento donde se puede garantizar un resultado tan escrupuloso como si nosotros mismos no sometiésemos a un proceso in vitro en España.

La maternidad subrogada no es un capricho

La GS o maternidad subrogada no es un capricho. En los países donde se practica existe una premisa fundamental: que tratándose de parejas heterosexuales, mujeres solteras o parejas femeninas, las madres intencionales puedan acreditar su incapacidad para gestar. De aquí que tratándose de procesos serios y legales, en los países donde se desarrolla esta técnica, pidan a las futuras madres intencionales documentación y pruebas médicas que avalen dicha infertilidad, incapacitad para gestar o auténtico peligro para su salud.

Hay países como Estados Unidos que admiten a hombres solteros o en pareja, donde, como es natural, ante la ausencia de madre intencional, no piden ninguna documentación que acredite infertilidad. Por lo tanto, el concepto de qué es la maternidad subrogada depende también en gran medida de la legislación de cada lugar y su interpretación.

Las gestantes no tienen ninguna relación genética con el embrión que gestarán

Contrariamente a los que se cree, las gestantes NO SON las madres del bebé que gestarán. La maternidad subrogada establece que la gestante «geste, desarrolle» el embrión que le implantaran en el útero mediante la técnica de fecundación in vitro. El embrión se desarrollará partiendo de un ovulo de una donante ( ya sea una donante aportada por la clínica o un ovulo de la madre intencional ) y del esperma del padre intencional.

Así pues, genéticamente no tendrán ninguna relación, y algo también importante: la gestante cuidará del desarrollo del feto, pero atenuará el sentimiento de que se trata de un hijo propio al no ser suyo.

En cualquier caso, tanto las donantes de óvulos, como las gestantes, son mujeres que deciden prestar sus condiciones físicas para este proceso. También han de pasar unos minuciosos controles de salud, antecedentes médicos familiares y se comprometen a seguir rigurosamente las pautas de seguimiento de desarrollo del embarazo hasta que nazca el bebé.

Cuando nazca el bebé, le será entregado a los padres intencionales al ser dado de alta en el hospital o clínica del alumbramiento.

Informarse bien y acudir a profesionales para evitar dudas sobre qué es la maternidad subrogada

Antes de iniciar un proceso de maternidad subrogada, es aconsejable, por su complejidad, informarse bien y acudir a profesionales. Los caminos para llegar a tener un hijo propio a través de una gestación subrogada son múltiples, pero todos han de seguirse desde el conocimiento, el consentimiento y la profesionalidad.

Hablamos de un proceso que, por desgracia, no se puede llevar a cabo en España, lo que nos exige invariablemente dirigirnos a otros países sonde sí se efectúan estas técnicas de forma legal y regulada. Hay pues que informarse de los países dónde la practican, sus requisitos, coste y condiciones. Aquí puedes echar un vistazo a los países donde es legal la maternidad subrogada.

Los hay como en el caso de Estados Unidos, donde aceptan realizar gestaciones subrogadas a todo tipo de clientes: parejas homosexuales, heterosexuales, solteros y solteras…. Allí por contra, la sanidad no es pública y eso encarece el proceso. En Rusia solo aceptan parejas heterosexuales y solteros/solteras y no es necesario aportar material genético.

Ucrania y Georgia solo admiten parejas hetero casadas, pero los precios de estos países son más económicos, la sanidad es publica, las distancia con España es menor a la hora de coger vuelos y la calidad tecnológica es buena. Y están Grecia Kazakstán Canadá, México…todos y cada uno con sus particularidades que vale la pena conocer antes de decidir.

¿Cómo y dónde informarse sobre la maternidad subrogada?

Hoy en día circula por la red mucha información. Existen asociaciones como la nuestra OpcioBB y otras, que la facilitan verídica y actualizada. y es que no se trata solamente de elegir país y cumplir los requisitos que allí establecen, si no que hemos de contar con todo el trámite burocrático que nos permitirá traer de forma reglada y legal a nuestro hijo a España.

Aunque en España no se trate de una practica legalizada, podemos realizarla en países donde sí lo es y traer a nuestros hijos aquí siempre cumpliendo con lo que establece la ley española. Por lo tanto, dado que una GS se practica en países con idiomas, normativas y leyes diferentes a las nuestras, habremos de contar con el apoyo de técnicos especialistas en estas materias, tanto en el país de destino como a nuestro regreso a España donde nuestro hijo habrá de ser legalmente reconocido mediante un juicio de filiación.

Llegados aquí habremos de decidir si contactar directamente con las clínicas en los países de destino, con asesores jurídicos aquí en España que gestionan estos procesos y nos acompañan durante toda la travesía, o recurrir a agencias especializadas. Todas las opciones son buenas; unas con costes diferentes a otras, pero en cualquier caso siempre que decidamos optar por esta alternativa de maternidad, que sea bajo la vigilancia de expertos que nos acompañen y nos ahorren posibles problemas.