Argumentos a favor de la maternidad subrogada

Estamos hablando de un tema de la máxima actualidad y que ha despertado mucha controversia. Nos gustaría exponer algunos de los argumentos a favor de la maternidad subrogada que pueden añadir cierta claridad antes de decidirse por un proceso como este para poder ser padres.

Es verdad que existen muchas posturas tanto a favor como en contra de la maternidad subrogada, pero antes de tomar partido habríamos de alejar los prejuicios y centrarnos en la información. Es importante tener en cuenta de que se trata de una técnica de reproducción asistida aceptada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y que es practicada en muchos países del mundo; en unos solo para pacientes del mismo país, en otros abiertos a otras nacionalidades que deseen ser padres o madres.

No estamos hablando de un compra-venta de bebés, nunca más lejos. No es tampoco una adopción; es la posibilidad de tener un hijo gracias a la colaboración de una mujer que lo gestará por nosotras.

Padres y madres intencionales que recurren a esta técnica

En este apartado ya podemos apuntar algunos de los argumentos a favor de la maternidad subrogada. Pero, ¿quienes suelen recurrir a esta técnica?

  • Básicamente se trata de parejas o mujeres solteras que han intentado tener hijos por si mismas, y tras varios intentos fallidos y tratamientos diversos no han podido.
  • Parejas homosexuales que desean tener descendencia
  • Hombres o mujeres sin pareja
  • Personas que han padecido alguna enfermedad que les impida tener hijos, ya sea concebir o gestar. Puede tratarse de endometriosis, por lo que no han logrado concebir. También por cáncer y su tratamiento de quimioterapia o radioterapia o extirpaciones de útero.
  • Personas que se han adentrado en un proceso de adopción y han pasado los años y aun están en lista de espera.
  • Mujeres que han pospuesto el momento de la maternidad por motivos laborales, y pasado el tiempo no han podido conseguir su embarazo cuando lo han deseado y su reloj biológico no se lo permite ya.

Ventajas y argumentos a favor de la maternidad subrogada

Las ventajas para quienes se ven abocados siempre por una fuerza mayor a recurrir a esta técnica de reproducción asistida son diversas. La primera y principal: poder realmente ser padres/madres.

  1. Representa una posibilidad definitiva y positiva para ser padres.
  2. Es un proceso que se hace bajo el consentimiento de ambas partes, porque nadie está forzado a ello.
  3. En caso de parejas homosexuales, y tanto hombres como mujeres solteras, es una posibilidad muy válida. Las adopciones, en su caso, son administrativamente complicadas o imposibles en determinados países.
  4. Tener un hijo genéticamente conectado a nosotros o a nuestra pareja. En la mayoría de los países donde se desarrolla esta técnica, es una premisa que uno de los componentes de la pareja aporte su material genético.
  5. Otro de los argumentos a favor de la maternidad subrogada es que desde el mismo momento del nacimiento, los padres de intención se hacen cargo del bebé. Por lo que el apego es des del minuto cero.
  6. Las gestantes son mujeres ejercitadas ya en esta vertiente. Uno de los requisitos para poder gestar a nuestro hijo, es el demostrar que ella ya tiene un hijo propio, su propia familia. Es una garantía de conocimiento.
  7. No se incurre en ninguna ilegalidad. Las clínicas de los países que lo tienen regulado, formalizan contratos entre las gestantes y los padres intencionales, así como con la misma clínica.
  8. El embrión que gestará nuestra gestante habrá sido generado partiendo de una donante de óvulos ( o bien de la madre intencional de poderse hacer) y de los espermatozoides de su pareja. En el caso de ser una pareja de hombres, decidirán quien de los dos ofrecerá su carga genética junto al óvulo de una donante. La gestante solo gestará.
  9. Tanto las donantes de óvulos como las gestantes, pasan por un exhaustivo reconocimiento medico y de antecedentes genéticos familiares, para evitar posibles enfermedades de transmisión genética.
  10. Según el país donde nazca nuestro hijo, podremos regresar a España con dos tipos de documentación: si se trata de Estados Unidos o Canadá, nuestro hijo vendrá con una sentencia judicial que nos lo reconocerá como hijo nuestro, de pleno derecho, con nuestros apellidos. De nacer en países como Ucrania, Rusia o Georgia, regresaremos con el bebé que tendrá pasaporte del país en cuestión, y aquí habremos de pasar por un proceso de filiación por parte del padre y adopción por parte de la madre.

Estos son algunos argumentos a favor de la maternidad subrogada. Hay más, y también, según se mire, algunos inconvenientes: papeleo, coste económico, desplazamientos al extranjero..pero ¿no es mayor el inconveniente de no poder tener un hijo propio?. Con la gestación subrogada sí se puede.